Evidentemente la cadena cárnica no funciona como más nos gustaría y sigue habiendo desconfianza entre los productores y la Industria; incluso entre los productores que comercializan entre si. Esta desconfianza y disconformidad se refiere en muchos casos a la forma de comercializar, punto de pago (2da., 3era o 4ª. balanza) como al precio que se traslada al productor de acuerdo a los valores recibidos por la carne en el mercado Internacional e incluso por un abasto interno muy pujante. Hay factores no resueltos como el seguro de paro extendido y sobretodo el manejo no muy claro de las exportaciones en pie que hicieron que la Industria tomase una posición más dominante de la que por sí posee al estar en pocas empresas concentrada gran parte de la faena. La exportación en pie debería estar siempre funcional más allá de los períodos o de la oferta de ganado, este es el único seguro de vida que tienen los criadores. Podríamos agregar a esto que gran parte de las empresas frigoríficas son extranjeras con intereses comerciales en varios Países, lo que le da un poder negociador infinitamente mayor que cualquier productor o grupo de productores.

En definitiva lo que logró la Industria fue bajar la faena en momentos que había una buena producción forrajera lo que está provocando un tapón que asegura una oferta abundante por largo tiempo.

A todo esto podríamos sumar el manejo totalmente irresponsable y poco profesional que se realizaron sobre pronósticos climáticos antes de fin de año anunciando una sequía prolongada, lo que contribuyó a menguar el ánimo de los productores y su poder negociador.

Toda ésta situación agravada por un incremento de los costos (que también sufre la Industria) está poniendo en jaque a toda la cadena cárnica y siempre repercute más sobre los criadores que no tienen a quien trasladarle los menores precios recibidos.

En resumen y ACLARANDO ANTES QUE OSCUREZCA:

– Queremos una industria fuerte y que sus obreros trabajen tranquilos todo el año.

– Queremos productores que traten de producir más y más porque con eso ganarán más dinero y ayudarán a toda la Sociedad y al País a Progresar sin parar.

“POR FAVOR” cuidemos al criador; la señal que se ha dado de un tiempo a esta parte, es la siguiente:

– Si producen más los precios serán menores.

– Si nos informan mejor, nosotros usaremos esa información solo en nuestro beneficio.

– Si se tecnifican sus costos subirán, pero aunque internacionalmente el precio sea alto

nosotros no tenemos porque mantenerlo internamente.

La ganadería sigue siendo fundamental para la economía del País y por eso creemos que no se puede hipotecar un crecimiento que se venía dando desestimulando la inversión y regresando a un estancamiento nocivo para los productores, los empleados rurales, prestadores de servicio y en definitiva para la sociedad en general.

Por lo tanto, exhortamos a todos los productores a mantenerse en máxima alerta ante la situación y a la Industria que recapacite en sus prácticas en cuanto al manejo de la faena y la baja de los precios.

Creemos que debería crearse un ámbito de discusión en que los productores, la industria y las autoridades traten de revertir esta situación antes que las consecuencias afecten a toda la economía.

SOCIEDAD AGROPECUARIA DE CERRO LARGO

SOCIEDADA FOMENTO RURAL DE CERRO LARGO

LIGA DE TRABAJO DE FRAILE MUERTO

ASOCIACION RURAL DE TACUAREMBO

SOCIEDAD RURAL DE RIVERA

2/06/14